Los ministros que se van y los que se quedan

Juan de Dios Ramírez-Heredia Montoya – Abogado y periodista – UNION ROMANI, 12 de julio de 2021

El sábado, al mediodía, cuando Paloma, mi mujer, me advirtió de que acababan de anunciar en TV la comparecencia del presidente del Gobierno, me levante para acudir a la sala donde está la televisión con la idea preconcebida de que se avecinaba una nueva etapa de restricciones a las libertades de los individuos. En Barcelona estamos viviendo un repunte peligrosísimo de contagios de la Covid-19 que nos puede llevar a un desastre de consecuencias inimaginables.

Pero resulta que no fue así. Al menos la expresión de Pedro Sánchez —que muchos españoles tenemos muy bien estudiada por sus múltiples comparecencias— no indicaba que nos fuera a anunciar encierros domiciliarios, toques de queda o más limitaciones a las libertades individuales en el campo del ocio o las diversiones. No, el rostro del presidente presagiaba el anuncio de algo que nadie esperaba que se fuera a producir de forma inmediata: el cambio drástico y a fondo de su Consejo de Ministros. Así que me apalanqué en el sofá ansioso de saber hasta que punto las previsiones de cambios anunciadas por los medios se iban a cumplir.

Los que se van

Confieso que nunca me hubiera imaginado que José Luis Ábalos o Iván Redondo pudieran quedar fuera del Consejo de Ministros, aunque la verdadera sorpresa la recibí cuando supe que Carmen Calvo también sería despojada de su cargo. De los dos primeros no tengo nada que decir. La opinión pública sabe muy bien quienes son y el inmenso poder que han tenido. El primero dentro de la estructura férrea del PSOE y el segundo como si fuera un auténtico Visir como aquellos que en los Estados históricos de Oriente Medio denominaron a los asesores políticos de un monarca.

Sin embargo, que Carmen Calvo no siga ocupando el puesto de tan alta responsabilidad como el que tenía no alcanzo a entenderlo. Por lo que me veo obligado a recurrir a la conocida sentencia del pensador francés Blaise Pascal: “El corazón tiene razones que la razón no entiende”. Carmen Calvo ha sido una gran ministra, comprensiva y comprometida con el Pueblo Gitano. Siempre estuvo a nuestro lado cuando se le pidió, y no le faltaron prendas para decir públicamente que, aunque no fuera de etnia gitana, se consideraba de corazón como una gitana auténtica. “Mis primas” decía Carmen Calvo cuando se dirigía a nuestras mujeres en cualquier sitio o circunstancia. De todas formas, su mayor contribución y posiblemente la más trascendente para nosotros, ha sido su voluntad de crear el Instituto de Cultura Gitana y que desde 2007 dirige con gran acierto Diego Luis Fernández Jiménez.

Los que se quedan

No haré mención de las carteras que siguen ocupando los representantes de “Podemos” porque entiendo que su remoción o permanencia está fijada en el pacto de Gobierno firmado entre el PSOE y “Unidas Podemos”. Sí quiero manifestar que he sentido un gran alivio cuando supe que el equipo que desarrolla los trabajos encomendados a la Secretaría de Estado de Derechos Sociales podrá seguir siendo el mismo. Es una garantía.

Citaré tan solo, aunque sea de pasada, a dos miembros socialistas que permanecen al frente de sus carteras: el ministro de Agricultura, pesca y Alimentación, Luís Planas, mi amigo personal, con quien he compartido tantas jornadas de trabajo e inquietudes durante los años en que los dos fuimos Diputados al Parlamento Europeo. Si me permiten la “boutade” diré que Luis Planas todo lo hace bien.

Y mi alegría también fue manifiesta al saber que la doctora en medicina, María Jesús Montero Cuadrado seguía siendo ministra de Hacienda. Alegría que lo fue a medias cuando supe que dejaba de ser la portavoz del Gobierno. Y eso sí que me causó una verdadera frustración. Y les diré por qué.

A mí me gusta el acento “andalú”, me gusta el habla andaluza y hasta la forma conque la ministra se come las palabras despojándolas del “número” —la “s” del plural desaparece en todos sus sustantivos y adjetivos—. La Ministra dice “el Congreso de lo diputao” y tanto en los “participios pasados” como en las diferentes formas verbales compuestas de los pretéritos, los futuros, los condicionales y las formas compuestas del subjuntivo, desaparece, como por arte de magia, la “d” que los identifica. La ministra no dice “preguntado”, sino “preguntao”.

A propósito del habla andaluza

Pero, entiéndaseme bien, que en este campo tengo una cierta experiencia. He sido Diputado por Almería durante dos legislaturas completas. La que empezó en marzo de 1979 y la que lo hizo en octubre de 1982 hasta noviembre de 1989. Dos periodos riquísimos en intensidad política. Los andaluces no queríamos ser menos que otros españoles que por haber tenido Estatutos durante la II República, la Constitución les otorgó una vía de acceso a la autonomía más rápida y plena que al resto de los habitantes en cuyos territorios no se había establecido aquella forma de autogobierno. El grito unánime con que los andaluces, encabezados por Rafael Escuredo, reclamábamos ser los protagonistas de nuestro propio cambio político era “los andaluces no queremos ser ciudadanos de segunda”. De ahí que rechazásemos el acceso a la autonomía por la vía lenta del artículo 143 de la Constitución reclamando hacerlo por lo establecido en el artículo 151, es decir, por el mismo con que lograron sus Estatutos Cataluña, el País Vasco o Galicia. Y lo conseguimos, a pesar de que mi provincia almeriense nos lo puso muy difícil al no alcanzar en el referéndum de febrero de 1980 el número de votos necesario para lograrlo. El Gobierno de don Adolfo Suarez entendió que el pueblo andaluz tenía razón y se arbitraron las medidas legales necesarias para salvar aquel disparatado escollo.

Dicho lo anterior, déjenme reivindicar un aspecto destacado de la literalidad del Estatuto andaluz. Y lo hago con la infinita satisfacción de manifestar que, igual que tuve el inmenso honor de ser firmante de la Constitución Española de 1978, también lo fui del Estatuto de Autonomía de Andalucía que elaboramos la totalidad de los Parlamentarios andaluces reunidos en la ciudad de Córdoba el 28 de febrero de 1981. Comprenderán que los recuerdos vienen a mi mente de forma atropellada después de tanto tiempo, lo que no me impide tener muy clara la situación que vivíamos en Andalucía en aquella época. Rafael Escuredo, presidente preautonómico que sucedió a Plácido Fernández Viagas se declaró en huelga de hambre. Los Diputados y Senadores andaluces por Almería estábamos incondicionalmente a su lado. Al extremo de que yo quise unirme a él en aquella huelga, cosa que me impidió mi amigo y admirado líder del PSOE almeriense Joaquín Navarro Esteban que Dios tenga en su Gloria.

Pero antes de llegar a Córdoba veníamos de Carmona. Sobre nosotros pesaba la responsabilidad de elaborar un borrador de Estatuto de Autonomía ya consensuado entre los cuatro partidos con representación parlamentaria (PSOE, UCD, PCE y PSA) y en su redactado, ¡como no!, había una imposición contundente para que se reconociera y promocionara oficialmente el uso del idioma andaluz.

Pero, ¿Hay un idioma andaluz?

No, decididamente no. Porque, aunque “el andaluz” es una realidad científicamente controvertida, la lengua propia de Andalucía es la lengua española. Así lo afirma el profesor Miguel Ropero Núñez, catedrático de Lengua Española en la Universidad de Sevilla y con él la mayoría de los lingüistas universitarios. El profesor Ropero, además, es el más reconocido experto en el conocimiento y desarrollo de la lengua gitana que se habla en España: el caló.

No he sido capaz de encontrar las actas de las múltiples reuniones que celebrábamos los parlamentarios andaluces mientras redactábamos el Estatuto, por lo que me he de fiar de mi memoria para reproducir una de mis intervenciones en aquellos debates. Yo pretendía desterrar del conocimiento generalizado de los españoles que la manera de hablar de los andaluces, como dice el profesor onubense Vazquez Medel, siempre ha estado identificada con la incultura y la deficiente formación académica

—Señores parlamentarios, —dije en una de mis intervenciones—, ¿acaso ustedes pretenden que cuando un presentador de la TV andaluza aparezca en pantalla para dar las noticias, se exprese de esta o parecida forma?: “Ojú, señore. Hoy ha jecho una calo en Sevilla que no se pué aguanta”. Y por esta vía del cachondeo continué mi exposición que recuerdo suscitó un alto consenso y divertimiento de sus señorías.

La ministra María Jesús Montero ha sido una extraordinaria portavoz porque no ha renunciado al patrimonio universal de todos los españoles que son nuestras diferentes hablas. Y ella lo que pretende es que no suceda lo que con gran acierto denunció en su día Rodriguez Almodóvar: “Los estudiantes extranjeros que vienen a aprender castellano se vuelven locos, porque ninguna de las expresiones que oyen a diario en la calle las encuentran luego en el diccionario, no pueden saber qué significan”

Y si me aceptan un consejo para estas vacaciones, lean “La tesis de Nancy”, novela de la que es autor Ramón J. Sender y que yo leí en Puerto Real cuando apenas tenía la edad de la protagonista. Nancy es una estudiante americana de Antropología y Literatura, de unos 20 años. Habla buen castellano, aunque tiene problemas con los giros y la pronunciación andaluza. Atractiva, inocente e ingenua, carece de la picaresca andaluza que domina como nadie su novio, Curro, un gitano celoso, extrovertido que es genial en su ambiente.

Y una vez más se me acabó el espacio, porque a Miguel Iceta, flamante ministro de Cultura, he de dedicarle un comentario completo.

Pobresa

Josep Juanbaró, info@sdrca.barcelona – SDRCA, Assoc. – Les Corts – 4 de juliol de 2021

Pobresa és un mot que té vàries entrades en el Diccionari normatiu valencià. La que ens ocupa segons el Dret és: Condició de la persona que es troba en un estat de misèria relatiu o es veu privat, no ja del sosteniment, sinó dels mitjans necessaris en certes eventualitats, com ara la malaltia.

La pobresa és un estat que es troba des de la major negror dels temps. La història de la Humanitat sempre ha conegut pobres. Pobre és el que està desproveït de recursos econòmics, de béns, de riqueses. La pobresa també pot ser una virtut moral que ordena la conducta humana en relació amb els béns del món i que pot exigir fins i tot el despreniment material voluntari.

Es pot viure voluntàriament en pobresa, però la pobresa pot ser conseqüència de la manca involuntària de recursos. Missioners de diverses religions intenten mitigar la pobresa involuntària. La ment està molt condicionada per la pobresa, però la pobresa està també condicionada per la ment. És un cercle viciós.

La pobresa és un mal estès arreu del món, ara i sempre. La pobresa és com una plaga bíblica. És difícil comparar la pobresa entre països, però això és tema d’especialistes com ara els que dominen les estadístiques. Hi ha algun país que reivindica haver eliminat la pobresa

Una forma d’allunyar-se de la pobresa pot ser estudiar acadèmicament perquè afavoreix l’ordre de la ment. Saber més també pot ajudar

 

Habitatge

Josep Juanbaró, info@sdrca.barcelona – SDRCA, Assoc. – Les Corts – 1 de juliol de 2021

Si els Drets a la Propietat i a l’Habitatge estan recollits en un únic document, la Constitució, crec que el problema ha de tenir solució. Els experts en Dret Constitucional hi poden dir la seva

Tanmateix, en aquests dos Drets fonamentals hi intervenen els diners, que no són altra que nombres. Potser aquest problema el podrien resoldre matemàtics de primera fila

A tall anecdòtic s’hi poden definir molts exemples. La transmissió patrimonial entre avis, pares, i fills pot considerar-se un cas. En aquesta situació els avis poden transmetre mitjançant herència el seu pis a un nét o néta.

En l’interregne, la propietat es pot llogar a una sèrie d’inquilins. Que ningú pensi que un avi es pot folrar llogant un pis. Només es fa perquè no hi entri ningú aliè a la propietat. Un propetari ha de fer front a nombroses despeses que no paguen els inquilins- Una família que llogui un pis té uns guanys molt minsos, serveixen per al manteniment d’aquesta llar

Una persona que vulgui viure dels seus pisos de lloguer, només té l’opció de tenir molts pisos de lloguer. N’hi ha de persones com aquestes, que ho fan per viure

Sembla ser que hi ha molts pisos buits i moltes persones que els necessitin. Al meu entendre, per copsar la situació general cal que persones expertes defineixin el problema a nivell matemàtic i a nivell de Dret Constitucional

 

Una muerte aborrecible, brutal e inhumana

Juan de Dios Ramírez-Heredia Montoya – Abogado y periodista – Unión Romaní. 27 de junio de 2021

La muerte de Stalisnav Tomás, un hombre gitano de 46 años a manos de la policía checa ha sido calificada como “aborrecible, brutal e inhumana”.

Las imágenes que han llegado hasta nosotros y que se han difundido por todo el mundo son escalofriantes. Antena3 de TV nos ha mostrado un vídeo casero en el que se ve como un policía checo asesina a un hombre gitano poniéndole una rodilla en la garganta hasta asfixiarlo. Lo he visto un par de veces porque no me podía creer lo que veía. El desgraciado Stalisnav, tumbado en el suelo con tres energúmenos uniformados encima. Uno le sujetaba los pies para que no pudiera hacer el intento de levantarse, otro lo empujaba por la espalda contra el suelo con el fin de que permaneciera bocabajo mientras que el tercero, arrodillado junto al pobre desgraciado, le situaba su maldita rodilla en el cuello presionándole la nariz y la boca contra el suelo hasta que dejó de respirar.

Ahora la policía dice que murió en la ambulancia. ¡Mentira! Otros dicen que murió en el hospital. ¡Mentira! Los testigos que vieron como se consumaba el asesinato afirman que el pobre gitano, cuando le faltó el aire, lanzó un lamento de dolor e inmediatamente dejó de hacer el más mínimo movimiento. Y así permaneció hasta que la ambulancia llegó para llevarse el cuerpo. Ya estaba muerto.

No hace falta haber estudiado Derecho para saber que estamos ante un asesinato en el que concurren, entre otras, las circunstancias de alevosía que contempla el artículo 139 del Código Penal. Si el agente tuviera que ser juzgado en España cabría añadirle a la acusación que su delito se vería agravado por haber actuado por motivos discriminatorios —raza, sexo, ideología, minusvalía, etc.— y prevalerse del carácter público que tiene el culpable.

El asesino checo ha actuado como lo hizo el policía de Estados Unidos que en las mismas circunstancias le quitó la vida a un ciudadano negro

El mundo entero se conmovió cuando vio el video en el que aparecía Derek Chauvin, policía de Mineápolis, apretando contra el suelo el cuello de George Floyd hasta causarle la muerte.

Por cierto, casualidades de la vida, acabamos de conocer la sentencia dictada por el juez Peter Cahill, del distrito del condado de Hennepin, Minnesota, condenando al expolicía a 22 años y medio de prisión. La fiscalía del lugar pedía 30 años porque, al margen de la gravedad del delito cometido, los ciudadanos del país vieron que la historia de los Estados Unidos se degradaba por los abusos policiales y las agresiones racistas que se prodigaban con demasiada frecuencia. Y no lo olvidemos: los otros tres policías que intervinieron han sido acusados de complicidad y serán juzgados por separado el próximo mes de agosto.

Creíamos que estas cosas ya no pasarían.

Creíamos que la humanidad había quedado inmunizada frente al racismo asesino tras tener conciencia del horror que supuso el genocidio nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Nos sobresaltamos cuando el anterior ministro del Interior, Matteo Salvini, propuso hace tres años realizar en Italia un censo para tener controlados a los gitanos y las gitanas del país vecino. Simultáneamente un correligionario suyo, alcalde de Treviso, Roberto Maroni, dijo tener la solución para acabar con el problema gitano: eliminar a los niños o vestirlos de conejos para que los cazadores pudieran empezar a disparar. Otros, como Nicolas Sarkozy, presidente del gobierno francés, decretó en julio de 2010 la expulsión del país de los gitanos llegados de Rumanía y Bulgaria, a causa de las protestas ejercidas por los gitanos de Saint-Aignan porque un policía disparó y asesinó por la espalda a Luigi Duquelnet, un joven gitano de 22 años, que huía junto a su hermano Miguel de una embestida policial.

Pero la brutalidad policial, consentida y a veces protegida por algunos gobiernos no ha acabado ahí. En España tenemos pendiente de aclaración la denuncia penal interpuesta por la Asociación de Juristas Gitanos ante la Fiscalía de Delitos de Odio de Cádiz por el fallecimiento de Daniel Jiménez el pasado 1 de junio en la Comisaría de Algeciras. El motivo de esta denuncia, explica la asociación, es «la sospecha de que su muerte hubiera podido tener una causa distinta a la del suicidio y a fin de depurar las responsabilidades penales y civiles que correspondan, si las hubiera».

¿Tienen los cuerpos de policía carta blanca para actuar con violencia extrema contra los gitanos?

Creo que no es necesario a estas alturas que me tenga que disculpar porque alguien piense que estoy acusando de forma indiscriminada a toda la policía. Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado son necesarios y solo ellos pueden usar legítimamente la violencia para imponer el cumplimiento de la Ley y defender a los ciudadanos cuando su integridad o sus libertades están siendo atacadas por otros ciudadanos.

Pero no nos engañemos. Cuando los gobiernos son tolerantes o miran para otro lado cuando algunas fuerzas políticas actúan con violencia contra quienes no piensan como ellos, las fuerzas de seguridad pueden experimentar un impulso de agresividad a la vista de que quien debe regular el uso de la fuerza siempre encuentra disculpas para no hacerlo.

Tal es el caso de Hungría, esa tierra entrañable por la que todos los gitanos del mundo sentimos cariño y admiración, pero que hoy está gobernada por un peligroso individuo, Viktor Orban, al que dos presidentes de Gobierno europeos, Mark Rutte, primer ministro holandés y Xavier Bettel, primer ministro luxemburgués, han invitado a marcharse de la Unión Europea. Estos vientos son los que causan tempestades como la denunciada, hace unos años, por la Unión para las Libertades Civiles (TASZ). En un año se han registrado más de 50 actos violentos contra la población romaní, que causaron la muerte de siete personas, según datos de la TASZ, mientras que esa cadena de violencia culminó con el asesinato de un gitano y de su hijo de cinco años.

Europa se moviliza por la muerte de Stalisnav Tomás

Los gitanos alemanes ya han reaccionado. Romani Rose, líder del Consejo Central de los gitanos alemanes se ha entrevistado con el embajador checo al que ha entregado una carta para el ministro del interior en la que expresa “Nuestra principal demanda es que esto sea investigado por una comisión independiente, así como que se tomen las medidas correspondientes contra el comportamiento inaceptable de los agentes de policía”.

Y la indignación crece cuando nos enteramos de que el primer ministro de la República Checa, Andrej Babis y el ministro del Interior han felicitado a la policía por su acción. El presidente del Gobierno, con absoluta desfachatez, ha declarado que “Si alguien es agresivo e incluso muerde a un oficial de policía, no puede esperar que lo manejen con guantes de niño”. ¡Miserable!

El Consejo de Europa no se cree lo que dicen las autoridades como lo demuestra la declaración del histórico organismo de la que la TV checa ha recibido una copia: “El Consejo de Europa pide una investigación urgente, exhaustiva e independiente sobre la reciente muerte de un gitano en la República Checa después de haber sido detenido por la policía. Las imágenes tomadas en Teplice, República Checa, muestran a la policía interviniendo contra un hombre gitano que luego murió, lo que es alarmante y plantea numerosas preguntas sobre las circunstancias de este trágico incidente.”

Nosotros, desde España, acudiremos al Parlamento Europeo y al Consejo de la Unión Europea. Igualmente acudiremos al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que tiene su sede en Ginebra e instaremos a la Unión Romani Internacional para que movilice a los gitanos de todo el mundo en una protesta cívica y pacifica que ponga freno a la agresividad policial que padecemos en demasiados lugares del mundo.

Somos un Pueblo vivo y plural

Juan de Dios Ramírez-Heredia Montoya – Abogado y periodista – UNION ROMANI, 23 de junio de 2021

Esta es una declaración personal que redacto con el sosiego y el pretendido equilibrio con que algunas veces en la vida hay que decir las cosas para que todo el mundo las entienda. Y lo hago movido por el mar de fondo que en estos momentos agita a una parte de nuestra comunidad, especialmente a los más jóvenes.

Mi tarjeta de presentación gitana

Me parece innecesario tener que recordar que soy muy mayor, 79 años, que he nacido y vivido en el seno de una familia gitana; que toda mi familia, tíos, primos cercanos y lejanos son gitanos y que pertenezco a una saga gitana de mucho abolengo en la provincia de Cádiz: “Los Gapitos” (correctamente se debería decir: “Agapitos” porque ese era el nombre de mi abuelo). Ahora recuerdo que la rama de los “Agapitos”, es decir, mis bisabuelos eran conocidos como “los Moros”. Gran parte de mi extensa familia vive en Puerto Real, en Jerez de la Frontera, en Chiclana, en Algeciras y en La Línea de la Concepción. Tengo tres hermanos, Mari Carmen, Lourdes y Pepe que son y se sienten profundamente gitanos. Y además me causa mucho orgullo presumir, —déjenme que lo diga así—, de contar entre mis más directos familiares de sangre a artistas gitanos y gitanas de mucha proyección en el mundo flamenco.

Por derecho propio debo rendir recuerdo de homenaje y cariño a mi tía La Paquera de Jerez, prima hermana de mi madre, y a mi primo Pansequito con el que me une, además de los lazos de sangre, un cariño personal consolidado en el tiempo. Igualmente debo mencionar a Antonio Núñez Montoya, “El Chocolate” cuyo parentesco me viene por parte de mi abuela María, bautizada en el Puerto de Santa María. (Nacer, vaya usted a saber dónde. Ella era canastera). Desde aquí igualmente quiero rendir homenaje al recuerdo de mi sobrino Juan Manuel Carpio Heredia, “Juanillorro” hijo de mi hermana Lourdes. Siempre pensé que Juanillorro era una ree ncarnación actual de los viejos gitanos de Jerez que le dieron al cante por bulerías un sello inigualable. Su nombre lo heredó de su padre, mi cuñado, que pudo ser un gran bailaor si hubiera querido. Murió muy joven. Y el broche lo pone mi sobrina Salud Heredia, bailaora, que ha heredado el genio de su abuela Salud y la dulzura de nuestra tía Rosario

Y la saga sigue. De Paca y Manuela, mis primas ―ya solo queda una. La otra se nos fue hace unos años― me queda el recuerdo de que yo canté con ellas en la grabación de su primer disco en Barcelona, cuya letra es de otro genio gitano de la pluma: Antonio Gallardo Molina.

Pero yo faltaría al recuerdo de una de las facetas más importante de la cultura gitana si no dijera que mi abuela María consiguió una acrisolada fama en la provincia de Cádiz como “ajuntaora” ―en otros sitios le llaman de otra forma―. Decían las gitanas que tenía unas manos de algodón. La llamaban de todos los pueblos de la provincia para que diera legitimidad a los matrimonios gitanos. Luego, cuando volvía a su casa con los bolsillos del delantal llenos de peladillas, nosotros la esperábamos para paliar el hambre comiéndonos aquellas almendras causantes de la maltratada dentadura que ahora padezco.

Mi tarjeta de presentación profesional

Seré breve. He ejercido de maestro de EGB durante dos cursos en Puerto Real. He obtenidos dos licenciaturas, una en periodismo hasta alcanzar con brillantez las notas del doctorado y otra en Derecho, además de haber sido galardonado con el título de doctor “honoris causa” otorgado por la Facultad de Educación de la Universidad de Cádiz. Durante más de 12 años he sido director de la Escuela de Formación Profesional San Juan Bosco de Barcelona y como periodista he escrito con asiduidad en La Vanguardia, en Diario 16 y en otros periódicos nacionales, aunque mi principal actividad profesional la he ejercido en RTVE a cuya plantilla he pertenecido y de la que me he jubilado algunos años después de la edad reglamentaria. He escrito y publicado algo más de una decena de libros.

Mi tarjeta de presentación política

Igualmente, breve. He sido Diputado constituyente por Barcelona (1977-1978). Que la Constitución Española lleve mi firma es mi mayor orgullo. Diputado socialista por Almería durante dos legislaturas completas (1979-1986) Diputado al Parlamento Europeo (1986-1999). Lo que supone 23 años continuados de vida parlamentaria. Quiero destacar que he sido presidente de la Comisión de Control Parlamentario de RTVE en el Congreso de los Diputados, así como vicepresidente de la Comisión de Comunicación del Parlamento Europeo.

Y, todo esto, ¿por qué lo digo?

Lo digo porque habiendo luchado tanto a lo largo de toda mi vida por defender a mi pueblo, a pesar de haber logrado un reconocimiento, tal vez inmerecido, de liderazgo no solo de los gitanos sino de buena parte de la sociedad de los gadchés (los no gitanos), siempre, absolutamente siempre, he dicho que yo no soy el representante del pueblo gitano. Yo solo soy un ciudadano español que, además de ser gitano y estar muy orgulloso de serlo, solo represento como cabeza de familia a mis hijos no emancipados y pare usted de contar.

Papel de la Unión Romaní en la sociedad española

Déjenme decir que la Unión Romaní, pionera en España de las organizaciones genuinamente gitanas, que cuenta actualmente con algo más de 18.000 socios —socios de verdad, con ficha personal de adhesión firmada y con datos complementarios comprobados— jamás ha dicho que lo que defiende lo hace en nombre de los gitanos españoles porque eso demostraría un afán de legitimación del que carecemos. Los gitanos y las gitanas de España nunca han tenido la oportunidad de votar democráticamente a sus representantes ante la sociedad. Por esa razón la Unión Romaní manifiesta con absoluta rotundidad que sus propuestas solo representan legalmente la voluntad democrática de sus asociados. Lo que no impide, obviamente, que cuente con la aceptación, el respeto y, a veces, hasta con el respaldo de gran parte de la ciudadanía gitana española.

Asociaciones gitanas inscritas en la Unión Romaní de las autonomías

 

Andalucía ……………… 30 Aragón ………………………. 2

Asturias ………………… 3 Baleares …………………….. 4

Canarias ………………… 2 Cantabria …………………….4

Castilla La Mancha …….. 3 Castilla León ………………..11

Cataluña …………………13 Comunidad Valenciana ..… 9

Extremadura …………….. 1 Galicia ……………………… 7

La Rioja …………………. 2 Madrid ……………………… 8

Melilla …………………… 1 Murcia ……………………. 4

Navarra ……………………2 País Vasco ……………….. 4

TOTAL 108

La super representación del Pueblo Gitano

La Unión Romaní publicó en 2004 un Manual que contenía datos censales de las 430 asociaciones gitanas que existían en España. Hoy esa cifra ha bajado ostensiblemente, de tal manera que de acuerdo con los datos que obran en nuestro poder en España hay 272 organizaciones gitanas que están “vivas”, es decir, que en los últimos años han desarrollado alguna actividad social en beneficio de la población gitana de sus respectivos territorios.

En la actualidad el panorama asociativo de los gitanos y las gitanas españoles es, al mismo tiempo, tan sumamente esperanzador como preocupante. Ilusionante porque en los últimos diez años han surgido un ramillete de asociaciones, generalmente lideradas por gitanos inquietos e inteligentes, que han lanzado a la sociedad española en su conjunto un grito de rebeldía reclamando para sí un papel protagonista a la hora de ser interlocutores válidos ante los poderes públicos. No es una casualidad que en el breve tiempo que lleva implantada en España nuestra joven democracia, hayan sido, hasta hoy, nueve los miembros de nuestra comunidad que han ostentado legítimamente la representación de los españoles en sus respectivas cámaras. La voz de los gitanos y gitanas españoles ha sido asumida por tres parlamentarios de PSOE, tres del Partido Popular, dos de Ciudadanos y uno por Unidas Podemos. Buena cosecha, aunque el farolillo rojo territorial lo ostenta Andalucía en cuyo parlamento autonómico, para vergüenza de su clase política, nunca ha habido un diputado o diputada de nuestra etnia.

Se me acabó el espacio. En el próximo comentario abordaré el peligro que veo en la atomización del llamado “movimiento asociativo gitano”.

Ciutat comtal

Josep Juanbaró, info@sdrca.barcelona – SDRCA, Assoc. – Les Corts – 21 de juny de 2021

Barcelona és un gra d’arròs al mapa. Aquest municipi acull uns 1,6 milions de veïns, molt lluny dels cinc milions de la província

La Ciutat comtal s’ha de concentrar en la productivitat dels seus recursos humans i materials. A Barcelona hi ha de tot. De tot el necessari per esdevenir perla de la Mediterrània

Aconseguir aquesta fita depèn de la voluntat dels seus veïns, que s’ho han de creure. Barcelona pot ser una entitat única en el món

Cal combinar bonhomia amb excel·lència

135 escons

Josep Juanbaró, info@sdrca.es – SDRCA, Assoc. – Les Corts – 7 de juny de 2021

L’Aran és avui dia una entitat territorial singular de Catalunya, considerada realitat nacional occitana (comarca fins 2015). Catalunya té unes 42 comarques (s’hi suma el Lluçanès, encara sota consideració)- Les comarques en temps dels anys 80 eren 40: Barcelona (11), Girona (7), Lleida (12), i Tarragona (10)

El Parlament de Catalunya té sempre 135 escons, per sempre

Un dia que anava en tren, estava avorrit. Em va venir al cap determinar com s’escollien aquest 135 escons. Sense tenir en compte els canvis demogràfics, agafem les poblacions de 2020 (Idescat) encara que hi hagin hagut diferències des de 1980. Els escons es reparteixen avui dia segons Barcelona (85), Girona (17), Lleida (15), i Tarragona (18).

La proporció demogràfica d’escons seria:  Barcelona (100), Girona (13), Lleida (8), i Tarragona (14). S’ha augmentat Girona, Lleida, i Tarragona a canvi de Barcelona. Es pot dir que s’ha primat per comarques

Proposo un altre càlcul. La suma d’Aran i 42 comarques donen 43 diputats titulars comarcals (oficines comarcals). La resta de diputats ve de 135-43 = 92 escollits arreu de Catalunya mitjançant llistes partidàries. La llista comarcal pot escollir escollr el seu diputat, representant del Parlament a comarques

Això no obstant, la innovació més important és per als de la comarca del Barcelonès: L’Hospitalet de Llobregat (1), Sant Adrià de Besòs (1), Santa Coloma de Gramenet (1), Badalona (1), Barcelona (10, un per cada Districte). Per tant la suma de diputats d’arreu de Catalunya passa a ser de 79 diputats no comarcals (sense límits provincials)

M’he inspirat per aquest sistema en països que consideren una representació més acostada als electors

 

Química

Josep Juanbaró, info@sdrca.barcelona – SDRCA, Assoc. – Les Corts – 6 de juny de 2021

Vaig triar Química per estudiar-ne (1976-1981). La Química és una de les 5 úniques Ciències experimentals i matemàtiques (Física, Química, Biologia, Geologia, i Matemàtiques). Química és segons el Diccionari normatiu valencià la ciència que estudia l’estructura, les propietats i les transformacions de la matèria a partir de la seua composició atòmica.

Vaig estar dubtant sobre quina especialitat agafar. Entre Química orgànica i Química física, vaig triar Química física per ser més fonamental (1979-1981). En acabar, vaig decidir fer-ne la Tesina sobre Electroquímica orgànica (1981-1982). Aleshores ja vaig obtenir la Llicenciatura amb Grau (1976-1982)

Amb aquest títol em veia una mica despullat per la qual cosa vaig optar per fer una Tesi a l’Escola Tènica Superior d’Enginyers Industrials de Barcelona (1983-1990). La idea inicial era tenir un títol de la Universitat de Barcelona i un altre de la Universitat Politècnica de Catalunya, però no s’havien homologat les titulacions

Si la Tesina va ser molt fonamental (en dic: “vaig fer música”), la Tesi, catalogada per la UPC com a Química industrial, va ser molt més aplicada. Per voluntat pròpia vaig escriure la Tesi com un “manual” per a tota persona interessada en hidròlisi de productes naturals. Em van atorgat el títol de Doctor en Química (1990)

En tot el meu bagatge professional sempre m’he sentit com si fos en en “universitats” perquè sempre hi he aprés molt al temps que hi he pogut fer aportacions acadèmiques

Barcelona

Josep Juanbaró, info@sdrca.barcelona – SDRCA, Assoc. – Les Corts – 26 de maig de 2021

Es pot assimilar Barcelona a una illa delimitada per la serra de Collserola i la mar Mediterrània (uns 5 km), encaixonada entre els seus municipis limítrofs (uns 15 km). La superfície de Barcelona és de 101,9 km2, un pèl més gran que l’illa de Formentera (83,24 km2).

Barcelona té censades uns 1,6 milions de persones, acollint més de 660 mil llars. Capital de la comarca del Barcelonès: Barcelona, l’Hospitalet de Llobregat, Badalona, Santa Coloma de Gramenet i Sant Adrià de Besòs

Barcelona es podria assimilar a una illa de dimensions com l’illa de Formentera, copsant així la petita superfície del municipi. Barcelona està dividida en 10 districtes, que abarquen 73 barris. Els districtes són: Ciutat Vella, Eixample, Gràcia, Horta-Guinardó, Les Corts, Nou Barris, Sant Andreu, Sant Martí, Sants-Montjuïc i Sarrià-Sant Gervasi

La magnitud de Barcelona fa que la major part de les gestions administratives es puguin fer en el propi municipi. A més, Barcelona funciona d’una forma autònoma. Gaudeix alhora d’una important xarxa de comunicacions: metro, bus, tren, taxi

Classificació UNESCO

Josep Juanbaró, info@sdrca.barcelona – SDRCA, Assoc. – Les Corts – 26 de maig de 2021

La UNESCO és l’Organització de les Nacions Unides per a l’Educació, la Ciència i la Cultura. La UNESCO tracta d’establir la pau mitjançant la cooperació internacional en matèria d’educació, ciència i cultura. Els programes de la UNESCO contribueixen a l’assoliment dels objectius de desenvolupament sostenible definits en el Programa 2030, aprovat per l’Assemblea General de les Nacions Unides el 2015.

La classificació Unesco (Nomenclatura Internacional de la Unesco per als camps de Ciència i Tecnologia), creada per l’esmentat organisme, és un sistema de classificació del coneixement àmpliament usat en l’ordenació de projectes d’investigació i de les tesis doctorals.

Els apartats es diferencien per nivells segons el nivell de detall en camps, disciplines i subdisciplines, que són codificats amb dos, quatre i sis dígits respectivament.

Camps (dos dígits): són els apartats més generals. Cadascun comprèn diverses disciplines diferents entre si, però amb característiques comunes. Segueixen els camps científics

1100 Lògica

1200 Matemàtiques

2100 Astonomia i astrofísica

2200 Física

2300 Química

2400 Ciències de la vida

2500 Ciències de la terra i de l’espai

3200 Ciències mèdiques

5300 Ciències econòmiques

5600 Ciències jurídiques i Dret

5800 Pedagogia

5900 Ciència política

6100 Psicologia

6300 Sociologia

Disciplines (quatre dígits): suposen una descripció general de grups d’especialitats.

Subdisciplines (sis dígits): representen les activitats que es realitzen dins d’una disciplina.